D-Manosa y el uso de probióticos para la cistitis. ¿Qué productos recomendar en farmacia?

Compartir:

Uno de los compuestos que debes tener siempre en tu farmacia es la D-Manosa, un importante azúcar para tratar la cistitis que puede ayudar a muchos pacientes. Sin duda, una forma de dar a conocer los probióticos y complementos alimenticios  es a través de estos sencillos pero efectivos productos.

Ya sabemos que, con la llegada del verano, los baños en la piscina y el roce del bañador, las posibilidades de que un paciente se vea afectado por cistitis son más altas. Por eso, hoy vamos a contarte algo más sobre esta infección y cómo puedes ofrecer asistencia desde tu farmacia con productos naturales.

 Descarga ahora la Guía definitiva para asesorar sobre cálculos renales en farmacia

 

¿Qué es la cistitis y cuáles son sus síntomas?

La cistitis, como decimos, es una infección del tracto urinario que puede resultar verdaderamente molesta para quien la sufre. Cuando se produce de forma regular, es decir, más a menudo que un simple cuadro infeccioso en verano, se considera cistitis recurrente y es un motivo para estar más atento a su evolución.

La infección de orina puede aparecer por la presencia de gérmenes en el sistema urinario. Habitualmente se trata de bacterias del tipo E. coli. Los principales síntomas son:

  • Necesidad de orinar constantemente.
  • Micciones muy poco abundantes.
  • Presencia de sangre en la orina.
  • Dolor o escozor al orinar.
  • Color turbio u olor fuerte en la orina.
  • Molestias en la zona pélvica.
  • Presión en la parte inferior del abdomen.
  • La cistitis no debe dar fiebre (o, en todo caso, fiebre muy baja). Si hay fiebre, significa que hay otros órganos afectados, tratándose de una enfermedad diferente.

Si estos síntomas de la cistitis aparecen más de tres veces en un mismo año o si entre dos episodios hay un intervalo menor a seis meses, podemos considerarla cistitis recurrente.

¿Cómo aliviar la cistitis de forma natural?

Para aliviar los síntomas de la cistitis y evitar esta incómoda dolencia, hay tres aspectos en los que puedes aconsejar a tu paciente.

  • Por un lado, invítale a cambiar algunos hábitos que le ayudarán a mejorar, como mantener una correcta hidratación o realizar la limpieza con jabones suaves.
  • También puedes darle a conocer que introducir fibra en la alimentación es muy positivo contra la cistitis y que es importante evitar bebidas alcohólicas o carbonatadas, café, azúcar, ultraprocesados…
  • Por último, aconséjale los remedios naturales que nos ofrecen las plantas medicinales, en especial, el monosacárido D-Manosa.

New call-to-action

¿Qué hace la D-Manosa?

Como decíamos, la D-Manosa es un azúcar simple que, una vez que se absorbe en el intestino, pasa al flujo sanguíneo sin transformarse en glucógeno. Esto hace que se elimine a través de los riñones, alcanzando sus concentraciones más altas en las vías urinarias, donde ataca a las bacterias que provocan las infecciones, eliminándolas con su poder antiadherente.

¿Dónde se encuentra la D-Manosa en los alimentos?

Existen diferentes frutas y verduras que contienen pequeñas cantidades de D-Manosa, como los melocotones, naranjas, arándanos o manzanas. Debido a esta baja concentración, lo ideal es recomendar el uso de complementos alimenticios, como Cystop, que también minimizará el riesgo de infecciones urinarias recurrentes.

¿Cómo tomar D-Manosa para una infección urinaria?

La introducción de D-Manosa en la dieta es complicada, precisamente porque no podemos alcanzar un grado suficiente de concentración con una ingesta normal en la alimentación de hoy en día. Por eso, lo mejor es contar con cápsulas o comprimidos que ayuden a nuestros pacientes a eliminar la E. coli de su organismo.

D-Manosa y probióticos para cistitis

Cystop, un impulso de D-Manosa contra la cistitis

En nuestro catálogo, encontrarás la mejor forma de contrarrestar una infección urinaria: toda la gama Cystop. Se trata de un coadyuvante ideal para los antibióticos, que es la prescripción habitual en los casos de cistitis recurrente, y que mejorará los resultados en cualquier tipo de persona.

Está presente en tres formatos diferentes, cada uno de ellos recomendado para una determinada situación.

  • Cystop 135 mg reduce los episodios de cistitis al evitar que la bacteria E. coli se adhiera a las paredes del tracto urinario.
  • Cystop Intensif ayuda, además, a calmar los síntomas más agudos, gracias a su contenido en salvia.
  • Cystop Probiotic consigue una formulación con probióticos Megaflora 9 Evo, responsable de mantener una flora bacteriana saludable.

En Laboratorios Deiters, te ofrecemos diferentes productos que actúan ante diversas afecciones. En este caso, Cystop es la elección óptima para recomendar a tus pacientes con cistitis, pero puedes ponerte en contacto con nosotros para conocer todo lo que tenemos para tu farmacia.

Los tres puntos clave que hay que recordar:

  • Durante el verano, pueden aparecer más casos de cistitis de lo habitual, junto a sus incómodos síntomas.
  • La introducción del azúcar D-Manosa en el organismo ayuda a eliminar la bacteria E. coli, responsable de la cistitis.
  • Recomendar a tus pacientes Cystop hará que se alivien sus molestias y vuelvan a la normalidad lo antes posible.

New call-to-action

Otros artículos de interés

El mareo no tiene por qué ser un compañero de viaje

El mareo no tiene por qué ser un compañero de viaje

Coger unos días de vacaciones es un acontecimiento agradable, pero se puede convertir en una pesadilla cuando tienes mareos. Muchas personas sufren nada más pensar tener que viajar en coche o barco y algunas pueden hasta evitar hacer ese viaje con tal de no pasar por ese mal trance. ¿Por qué tenemos mareos cuando viajamos?

Leer más »
Cistitis recurrente, la importancia de cuidar nuestra salud íntima

Cistitis recurrente, la importancia de cuidar nuestra salud íntima

La cistitis es una inflamación de la vejiga causada por una infección bacteriana. Como ya comentamos en el artículo «Infección de orina ¿por qué ocurre y cómo prevenirla?» existen diferentes tipos de cistitis que pueden ser causadas por irritantes químicos, lesiones o condiciones no infecciosas. Se ha de tener en cuenta que la causa más

Leer más »
Scroll al inicio