11 técnicas de autocuidado emocional: cómo ayudar desde tu farmacia

autocuidado emocional

Además de recomendar determinados complementos alimenticios que promueven un mejor estado de ánimo generalizado, desde tu farmacia puedes llevar a cabo otras muchas acciones para potenciar el autocuidado emocional de tus pacientes.

En este artículo compartimos contigo algunas de las técnicas más efectivas para conseguirlo. Recomiéndalas cada día y verás cómo te lo agradecen.

 

 ️  Descarga ahora: Guía Gratuita Adáptate a la Nueva Regulación sobre la Monacolina K en farmacia. 

 

¿Por qué es tan importante el autocuidado emocional?

Empezando por el principio, vamos a tratar de aclarar por qué es clave fomentar el autocuidado emocional de las personas. En líneas generales, podemos definir el autocuidado personal como el conjunto de hábitos encaminados a maximizar el bienestar personal como forma eficaz de prevenir dolencias, fortalecer la salud y afrontar mejor las enfermedades que se padecen.

Como seguro que imaginas, la farmacia no es un ente ajeno al autocuidado emocional de sus pacientes. Desde hace algunos años, las farmacias se han convertido en centros de referencia para la salud y el bienestar. Como tales, deberían incidir especialmente en el campo del autocuidado como garantía de la salud de los pacientes.

Las ventajas del autocuidado no son abstractas, sino que se ha estudiado mucho sobre ellas en los últimos años. En este estudio científico, por ejemplo, se demuestra cómo realizar ejercicio de forma regular, llevar una alimentación saludable y dormir entre 7 y 9 horas reduce considerablemente el riesgo de mortalidad. Son palabras mayores, por eso hoy vamos a ahondar un poco más en el campo del autocuidado, acercándonos sobre todo a su plano más emocional.

 

autocuidado emocional

 

Técnicas de autocuidado emocional que puedes recomendar en tu farmacia

El autocuidado emocional supera el plano físico (absolutamente relevante) para centrarse más en la mente, las emociones y las tensiones que nos rodean día a día. Especialmente en situaciones complicadas, aumentar el autocuidado emocional es clave para prevenir el estrés, la ansiedad u otro tipo de problemas que pueden acabar derivando en enfermedades más graves.

Así es cómo puedes animar a tus pacientes a promover su autocuidado emocional:

Técnicas de autocuidado emocional personales

Nuestro bienestar emocional se ve amenazado cuando experimentamos alguno de estos síntomas en primera persona:

  • Pensamientos obsesivos.
  • Sensación continua de frustración, miedo, impotencia.
  • Dificultad para concentrarnos.
  • Insomnio u otras alteraciones de sueño.
  • Falta de apetito o, al contrario, ansiedad por la comida.
  • Descuido de las relaciones personales.

¿Recibes habitualmente en tu farmacia consultas sobre alguno de estos asuntos? Por supuesto, hay ciertos productos naturales que es posible recomendar a los pacientes que los sufren. De hecho, Animus es una solución ideal para recuperar el estado de ánimo positivo

Pero, por encima de todo, tus pacientes esperan de ti que les ayudes desde la acción. En este sentido, estas son las técnicas personales que les puedes aconsejar para fomentar su autocuidado emocional:

  1. Incidir en el autoconocimiento, analizando qué nos preocupa y que nos hace sentir mal, sin intentar alejarlo de nuestra mente.
  2. Practicar a diario ejercicios de meditación y relajación.
  3. Aunque cueste, hacer un esfuerzo por aumentar los pensamientos positivos y mantener una actitud optimista.
  4. Establecer rutinas y horarios fijos para el desempeño de cada actividad diaria.
  5. Mantener el contacto con amigos y familiares, a pesar de que en ocasiones no se tengan las suficientes ganas, pues los vínculos personales inciden directamente en el bienestar.

 

Nueva llamada a la acción

Técnicas de autocuidado emocional en el trabajo

El trabajo es un espacio vital para todos, donde la mayoría de nosotros pasamos como mínimo la mitad del tiempo que estamos despiertos cada día. Incluso si hablamos de teletrabajo, hay una serie de técnicas y hábitos en el trabajo que promueven el autocuidado emocional:

  1. Ser consciente del valor de nuestro trabajo y de la importancia que tiene nuestra labor.
  2. Intentar colaborar y comprender al resto de compañeros, generando un ambiente más cómodo y agradable.
  3. En momentos de dificultad, buscar apoyo en algún compañero de confianza será de mucha utilidad.
  4. En los momentos de más tensión, aprovechar ese estado mental para aumentar la productividad generará después una gran satisfacción.
  5. Recordar y aplicar cuando sea posible aquellas estrategias o herramientas que en el pasado han servido ya para solucionar problemas similares en el trabajo. 
  6. Siempre es buen momento para dedicar 5 o 10 minutos a la meditación y ca

Como ves, se trata de técnicas para mejorar el autocuidado emocional que no son nada complejas. Sin embargo, los pacientes no siempre las tienen presentes. En Deiters te animamos a incluirlas entre tus consejos para promover desde la base la mejor salud de tus pacientes.

Nueva llamada a la acción