¿Qué tratamiento ofrecer para un resfriado de verano en tu farmacia?

resfriado de verano

Aunque podamos pensar lo contrario, los resfriados de verano son muy habituales (y molestos). El mal cuerpo que suele acompañar a este problema se une al agotamiento por las altas temperaturas, e incluso a la imposibilidad de disfrutar adecuadamente del periodo de vacaciones; por lo que será un verdadero problema para tus pacientes.

Hoy vamos a explicar algunas de las causas más comunes para la aparición de resfriados durante la época de verano, qué síntomas aparecen y qué tratamientos pueden seguir quienes te pidan consejo. Gracias al uso de complementos alimenticios y productos de autocuidado, podrán recuperarse más rápido o prevenirlos con antelación.

 ️  Descarga ahora: Guía Gratuita Adáptate a la Nueva Regulación sobre la  Monacolina K en farmacia.

¿Por qué tengo un resfriado en verano?

Un resfriado es un cuadro infeccioso que se presenta en las vías respiratorias altas que, aunque suele aparecer en invierno con la llegada de los rinovirus, también puede alcanzar a tu paciente a través de los enterovirus. Al tratarse de una infección vírica, la temperatura no es un factor tan determinante como se puede creer, y bastará con el contacto con una persona enferma o con objetos de su alrededor.

Es importante que el paciente sepa diferenciar entre la gripe y el resfriado, para poder tener un mayor nivel de autocuidado y no tratar indistintamente ambas afecciones. Y es que, en verano, nos exponemos a algunas situaciones que pueden dar como resultado un resfriado inesperado.

  • Exposición al aire acondicionado. Las personas que se encuentran frecuentemente en habitaciones con aire acondicionado sufren algunos problemas respiratorios como faringitis, afonía o resfriados. La baja humedad del ambiente o la baja higiene del aparato pueden ser responsables.
  • Cambios bruscos de temperatura. Y, hablando de aires acondicionados, otro factor que provoca resfriados en verano es pasar de una habitación a 23°C  a la calle, con temperaturas por encima de 35°C. Más de diez grados de diferencia hace que las defensas pulmonares se reduzcan.
  • Situaciones de estrés. Aunque las vacaciones son un momento de relajación y desconexión, todo lo que viene antes o después puede ser estresante. Entregas a última hora, preparación del curso, viajes… todo contribuye a un descenso de defensas.
  • Horas de vuelo. Si viajamos en avión, significa que estaremos compartiendo con muchas personas el mismo aire durante algunas horas. Esta acumulación de microrganismos puede dar pie a los resfriados de verano.

Síntomas del resfriado de verano

Como ocurre con el resfriado en los meses más fríos del año, los síntomas del resfriado de verano aparecen entre uno y tres días después de exponerse al virus. Los más comunes son:

  • Congestión nasal y lagrimeo.
  • Sensación de picor y dolor en la garganta.
  • Tos seca.
  • Estornudos.
  • Fiebre menor de 39°C y malestar general.
  • Vómitos o diarrea, de manera poco frecuente.

Cómo tratar los resfriados de verano

Como hemos apuntado antes, los resfriados suelen tener un origen viral, por lo que la mejor forma de eliminarlos es esperar a que cumpla su ciclo y tu paciente vuelva a estar bien. Esto puede durar hasta diez días, pero hay remedios naturales para el resfriado que le ayudarán a aliviar los síntomas, a mejorar sus defensas e incluso a protegerse para el futuro.

El que hoy te presentamos es Inmunovir, un complemento alimenticio que contribuye al buen funcionamiento del sistema inmune y del aparato respiratorio, reduciendo la fatiga y el cansancio.

Inmunovir fortalece el sistema inmune

El equilibrio entre los diferentes elementos y procesos del sistema inmunitario es lo que nos permite enfrentarnos a virus, bacterias, hongos o parásitos; así como tener una mejor recuperación. La formulación de Inmunovir combina los beneficios de las vitaminas y minerales con los de los beta-glucanos y el tomillo.

Inmunovir se encuentra disponible en dos formatos: cápsulas y sticks. Las cápsulas se ingieren una vez al día, acompañada de algún líquido, y pueden ser consumidas por adultos y niños mayores de 12 años. Los sticks se disuelven en agua para una mejor ingesta, siguiendo las mismas recomendaciones diarias y en cuestiones de edad. 

Esta es una de las muchas soluciones que ofrecemos en Deiters, que podrás encontrar en nuestro catálogo junto a otras muchas gamas de productos. Es, sin duda, una forma ideal de ayudar a tus pacientes a que se protejan y cuiden su sistema inmunitario, evitando sensaciones desagradables durante todo el año.

Los tres puntos clave que hay que recordar: 

  • Aunque asociemos los resfriados con los meses más fríos, también pueden aparecer durante el verano.
  • Son varios los factores que lo provocan, desde los cambios bruscos de temperatura hasta el estrés de estas fechas.
  • Inmunovir se presenta en dos formatos diferentes para mejorar el funcionamiento del sistema inmune.
Nueva llamada a la acción