Entradas

10Deiters-Arenilla-riñon-sintomas0

La litiasis renal es uno de los problemas más comunes entre la población española. Seguro que muchos de vuestros pacientes acuden periódicamente a la farmacia en busca de tratamientos para paliar las molestias ocasionadas por la formación de cálculos renales, piedras o arenillas en los riñones.

Los cálculos renales son formaciones de sales y minerales sólidos que se crean a partir de concentraciones altas de ácido úrico o calcio. Estos cálculos pueden tener tamaños diferentes, por lo que se les conoce como piedras o arenillas en los riñones.  

¡Sigue leyendo y descubre algunos síntomas de la arenilla en el riñón y de los cálculos renales más grandes y problemáticos y cómo tratarlos en farmacia a partir de complementos alimenticios

> > Descarga ahora nuestra Guía sobre la categoría de Complementos Alimenticios en farmacia< <

Síntomas de la arenilla en los riñones

Cuando los cálculos son pequeños, como arenilla milimétrica, suelen alojarse temporalmente en el riñón sin ocasionar ningún síntoma ni molestia reconocible. Sin embargo, cuando la acumulación de los minerales y sales aumenta y el cálculo renal se hace más grande, puede causar mucho dolor a nuestros pacientes. 

A diferencia de los cálculos renales grandes, los síntomas de la arenilla o pequeñas piedras suelen ser más leves y normalmente se pueden aliviar con tratamientos que se ofrecen en la farmacia. Pero si los cólicos renales persisten o los síntomas se agravan, cabe recomendar a nuestros pacientes que hagan una visita a su médico de cabecera.

  • Dolor en el vientre y la espalda

Los cálculos grandes suelen causar más dolor que los pequeños o que la arenilla en los riñones. No obstante, la intensidad del dolor no está necesariamente relacionada con el tamaño del cálculo.  

La arenilla en los riñones o pequeñas piedras pueden también causar fuertes cólicos cuando se desplazan por el sistema urinario o causan un bloqueo en alguna de sus partes.

  • Ardor o dolor al orinar

El dolor al orinar suele producirse cuando los cálculos llegan a la unión entre el uréter y la vejiga. La disuria o ardor intenso al orinar puede confundirse con las molestias ocasionadas por una infección urinaria. Sin embargo, en ciertas ocasiones, la formación de cálculos renales conlleva también este tipo de infección.

10Deiters-Arenilla-riñon-sintomas1

  • Ganas de orinar urgentemente

Tener ganas de ir al baño constantemente y a todas horas suele ser uno de los síntomas más comunes de las arenillas en los riñones. Esto se debe a que los cálculos se mueven constantemente y se atascan en el sistema urinario. Por otra parte, como el dolor o ardor al orinar, también puede ser señal de la presencia de una infección urinaria.

  • Orina turbia o con mal olor

Una orina saludable suele tener una tonalidad clara y ser prácticamente inodora. Si tus pacientes te dicen que presentan una orina turbia y con olor, probablemente estén teniendo problemas de cálculos renales.

La apariencia turbia puede ser un signo de piuria o presencia de pus en la orina. Y el olor fuerte puede producirse por las altas concentraciones de ácido úrico, minerales y sales en la orina. 

  • Orinar pequeñas cantidades

Normalmente la arenilla en los riñones no consigue bloquear el flujo de la orina. Pero también puede suceder que una gran concentración de cálculos llegue a congestionar el uréter, impidiendo el flujo de forma normal y obligando a la orina a salir en pequeñas cantidades. 

Hay que tener mucho cuidado con este síntoma, pues si no se trata a tiempo, el bloqueo de la orina originaría una emergencia médica más grave en nuestros pacientes.

Nueva llamada a la acción

Tratamientos contra la arenilla en los riñones en tu farmacia

Los mejores tratamientos que puedes ofrecer en tu farmacia contra la arenilla en los riñones son los de origen natural, ya que muchos productos farmacéuticos presentan contraindicaciones o son demasiado fuertes para tratar problemas renales leves. Las plantas más conocidas para eliminar la arenilla en los riñones son:

  • Herniaria. Es una planta conocida popularmente como la “rompe-piedras” debido a sus principales usos medicinales para el tratamiento de cálculos renales y problemas urinarios. Aunque también posee cualidades para tratar otras dolencias como inflamaciones, problemas diuréticos o antisépticos.
  • Cola de caballo. Es otra de las plantas más conocidas por su efecto diurético y depurativo. Además, en los últimos años también se ha utilizado como antiinflamatorio seguro y eficaz, para paliar problemas de tipo reumático, en casos de artritis, artrosis y gota.

10Deiters-Arenilla-riñon-sintomas2

En Deiters somos expertos en complementos alimenticios y ofrecemos productos de origen natural para solucionar problemas comunes como la arenilla en los riñones de tus pacientes.

Además, abogamos por las farmacias como un espacio de bienestar que fomente la vida sana y el autocuidado entre la población. Por esto, si alguno de tus pacientes presenta antecedentes o tienes problemas crónicos de piedras o arenillas en los riñones, estos son las tres mejores recomendaciones que podrías darle:

    • Ingesta de como mínimo 2 litros de agua al día para generar entre 2-3L de orina y así que sea más fácil la expulsión de la arenilla en los riñones. 
    • Moderar la ingesta de proteínas concentradas, como carnes rojas y mariscos.
    • Reducir el consumo de alimentos ricos en calcio, especialmente lácteos. 
    • Tomar Herbensurina, nuestro producto a base de herniaria, eficaz en la prevención y tratamiento de cálculos renales y arenillas.

Nueva llamada a la acción

chica con molestias urinarias por cistitis recurrente

La cistitis es una infección del tracto urinario que puede causar muchas molestias. De hecho, para las personas que suelen tener este problema a menudo, esta dolencia se acaba convirtiendo en una cistitis recurrente, más frecuente. Una posible solución o tratamiento preventivo pueden ser los complementos alimenticios.

Precisamente hablamos sobre la cistitis recurrente, sus síntomas y su tratamiento  a continuación. ¡Muy atento/a!

> > Descarga ahora nuestra Guía sobre la categoría de Complementos Alimenticios en farmacia< <

¿Qué es la cistitis recurrente o crónica?

La cistitis recurrente es un tipo de infección de la vejiga que se da con determinada frecuencia en pacientes que reúnen ciertos factores. 

Padecer esta enfermedad de manera recurrente es muy molesto para cualquiera, por eso es muy común que las personas afectadas acudan a la farmacia en busca de algún alivio o tratamiento eficaz para paliar los síntomas.

¿Cuáles son esos factores que hacen que unas personas sean más propensas que otras a sufrir cistitis recurrente? Algunos de los desencadenantes son:

  • Bacterias que se introducen en la uretra durante las relaciones sexuales.
  • Alteraciones en los niveles de estrógeno, normalmente en la menopausia.
  • Función o forma anormal de las vías urinarias.
  • Una predisposición genética.

Pero ¿qué entendemos exactamente por cistitis crónica o recurrente? Se considera que alguien es propenso a padecer cistitis de forma frecuente cuando ha tenido, al menos, dos infecciones de vejiga en un periodo de tiempo inferior a los 6 meses.

Los síntomas más comunes de la cistitis

Para saber identificar un caso de cistitis recurrente es fundamental atender a los síntomas que más se repiten. Pues bien, si nos centramos en el primero de los factores de riesgo, has de saber que es posible detectar cálculos renales en tus pacientes a través de estos 7 síntomas:

  1. Necesidad constante e incontrolable de orinar.
  2. Sensación de ardor o escozor al orinar.
  3. Orinar de manera frecuente pero con poca cantidad.
  4. Hematuria (sangre en la orina).
  5. Orina con un olor fuerte y con un color turbio.
  6. Molestias en la zona pélvica.
  7. Presión en la zona abdominal inferior.

Estos síntomas son los más habituales, pero habrá que prestar atención a otros que también pueden aparecer o desaparecer. Lo importante, en cualquier caso, es que tu equipo farmacéutico sea capaz de dispensar una pauta correcta en función del paciente y sus propios síntomas.

chica con malestar por cistitis recurrente

Cystop, un tratamiento eficaz para la cistitis recurrente o crónica

Cystop es el coadyuvante ideal del antibiótico, que es lo que suele prescribirse en prácticamente todos los casos de cistitis recurrente. Como parte de nuestros complementos alimenticios, su principal beneficio es que es capaz de minimizar los síntomas. 

Y lo que tiene aún más valor para los pacientes es que también actúa reduciendo la frecuencia con la que se padece esta dolencia. En concreto, disponemos de tres soluciones, cada una con sus características particulares:

  • Cystop® 135 mg: si un paciente te cuenta que tiene predisposición a sufrir molestias al orinar, esta es la solución ideal. Con su toma se consigue reducir la cantidad de episodios gracias al poder antiadherente de su composición (arándano rojo y D-manosa), que evita que la bacteria E. coli se fije en las paredes del tracto urinario y propicia su eliminación. 
  • Cystop® Intensif: además de reforzar la eliminación de la bacteria E. coli, ayuda a disminuir la intensidad de los síntomas por su contenido en salvia.
  • Cystop® Probiotic: la mezcla de probióticos Megaflora 9 evo es la responsable de mantener en buen estado a la flora bacteriana saludable y de proteger las vías urinarias.

Consejos adicionales de gran valor para tus pacientes

Si tienes pacientes que padecen cistitis recurrente, te agradecerán también que les des consejos orientados a minimizar sus síntomas. Aunque la curación completa no sea en principio posible, si puedes indicarles que tomen las siguientes medidas para reducir las molestias de la cistitis recurrente y acabar cuanto antes con el problema:

  • Beber abundante agua.
  • Ducharse en vez de bañarse.
  • Lavados abundantes y frecuentes con un jabón suave.
  • Evitar productos de higiene perfumados.

En Deiters estamos profundamente comprometidos con la salud y el bienestar de tus pacientes, también de aquellos que padecen cistitis recurrente. Por eso, estamos a tu disposición si necesitas más información sobre su tratamiento o sobre cualquiera de nuestros complementos alimenticios para tratar sus síntomas. 

 

Nueva llamada a la acción

Cuerpo femenino con toalla, cistitis

Estos episodios tan molestos, más frecuentes entre las mujeres que entre los hombres, se producen tras una infección en el tracto urinario que, sin embargo, se puede controlar y prevenir con las medidas adecuadas.

> > Descarga ahora nuestro Catálogo de complementos alimenticios de origen natural< <

¿Cuál es el origen de la cistitis?

Las cistitis o infección de orina está provocada por la bacteria E. coli en la gran mayoría de los casos (un 80%). Se trata de un germen que suele encontrarse en los intestinos y que es eliminado por las heces. Sin embargo, a veces permanece y se reproduce de manera patológica en el aparato urinario después de subir por la uretra hasta llegar a la vejiga. Es precisamente al orinar cuando se advierten los primeros síntomas de la infección, que se ve favorecida tanto por la partícula disposición de los órganos urinarios en la mujer -el ano y la uretra están muy cerca- como por otros factores como los cambios hormonales que se producen a lo largo de la vida de las mujeres (las menstruaciones, el embarazo o la menopausia).

Por otro lado, la presencia de piedras en el riñón, también puede influir en la aparición de este problema, de la misma manera que ocurre en períodos en los que el organismo se encuentra inmunodeprimido (lo que conocemos popularmente como “estar bajo de defensas”); en una situación así, el cuerpo no tiene tantas armas para luchar contra microorganismos perjudiciales como la E. coli.

¿Cómo se identifica?

Los síntomas de alarma surgen al ir al baño. Habitualmente, la orina cambia de aspecto y de olor; puede volverse más turbia, estar teñida o desprender un olor fuerte y desagradable. Quien sufre una cistitis padece una serie de molestias entre las que destaca el dolor o escozor al orinar o al mantener relaciones sexuales. Esta infección también se puede manifestar con fiebre (aunque no en todos los casos), presión en la parte baja del abdomen y un signo muy característico: la necesidad urgente de ir con mucha frecuencia al baño, aunque se acabe de vaciar la vejiga.

Al margen del malestar ocasional que provoca, es una afección que hay que tratar, ya que puede derivar en otras patologías más graves como la infección de riñón o la infección de orina crónica (cistitis intersticial). Así pues, al primer síntoma, es importante consultar con el médico.

Claves para evitarla

El tratamiento  médico  adecuado  para curar la cistitis suele  ser a base de antibióticos, pero también es muy importante  adoptar una serie de medidas  para prevenir nuevos  brotes.

  • Beber abundantes líquidos (evitando en la medida de lo posible el alcohol  y la cafeína), ya que así se favorece la eliminación  de bacterias presentes en el tracto urinario.
  • Mantener limpia y seca la zona genital. es importante lavarla a diario con un gel adecuado y limpiarse  tras  defecar (en las mujeres siempre de adelante hacia atrás,  y no al contrario, para  que los gérmenes del ano  no entren en contacto con los genitales)
  • Igualmente hay que vigilar el exceso de humedad, por lo que es aconsejable no permanecer mucho tiempo con el traje  de baño  mojado.
  • Orinar con regularidad. no es bueno aguantar las ganas de ir al baño, pues  esto  favorece la proliferación de bacterias. este punto es especialmente importante en momentos críticos, como  antes y después de un contacto sexual, ya que  en esa  circunstancia hay más riesgo  de contraer la infección.
  • Evitar prendas ajustadas y elegir ropa interior de algodón para mejorar la transpiración.
  • Tomar un buen complemento a base de Arándano Rojo, que garantice una alta concentración de PaC (proantocianidinas).

Nueva llamada a la acción