Cistitis intersticial: Qué es y consejos para tratarla en farmacia

Compartir:

La cistitis intersticial puede causar molestias y dolor en tus pacientes, por lo que hoy queremos ayudarte a responder las preguntas que puedan hacerte. Gracias a los complementos alimenticios y de autocuidado de origen natural puedes ayudar a mejorar su bienestar y su salud.

 

 Vende más en tu Farmacia: Los 2 mejores productos para la llegada del frío

 

¿Qué es la cistitis intersticial?

Esta enfermedad urológica es una cistitis crónica o de larga duración, también llamada síndrome de vejiga dolorosa. Causa un fuerte dolor y presión en la vejiga, incluso llegando a alcanzar un dolor pélvico agudo. No siempre se registran estos niveles de dolor intenso, pudiendo ser solo una molestia leve pero continua.

Aunque se desconocen las causas exactas de esta afección, existen algunos indicadores de que podría ser el resultado de problemas que influyen en la inflamación de órganos cercanos a la vejiga.

Ahora vamos a responder a algunas de las preguntas más comunes que puedes recibir en tu farmacia:

 

¿Cómo empieza la cistitis intersticial?

Al igual que ocurre con la cistitis en verano, existen algunos síntomas que pueden indicar que el paciente está sufriendo una cistitis intersticial. Estos síntomas varían entre las diferentes personas, incluso se presentan con un mayor o menor grado o aparecen en diferentes periodos de tiempo.

Los más comunes son:

  • Dolor en la pelvis o en el perineo, a menudo de manera crónica.
  • Necesidad urgente y persistente de orinar.
  • A pesar de esta frecuencia (hasta 60 veces al día), las cantidades son muy pequeñas.
  • Dolor o malestar en la vejiga que se alivia tras orinar.

Factores como la menstruación, el estrés y la actividad física o sexual pueden favorecer la aparición de estos síntomas.

 

¿Cuánto tiempo dura la cistitis intersticial?

La cistitis intersticial puede alargarse durante más de seis semanas si no se frena de la manera adecuada. De hecho, a pesar de utilizar un tratamiento que pueda mejorar los síntomas, no siempre se elimina la afección por completo.

Uno de los puntos a tener en cuenta es que la cistitis intersticial suele presentarse en mujeres, y al ser una cistitis recurrente puede tener un impacto negativo en la calidad de vida de la paciente.

Aunque no existe una cura definitiva, algunos cambios en el estilo de vida, complementos naturales y otras terapias pueden reducir su frecuencia y el dolor. 

 

Nueva llamada a la acción

 

¿Cómo se cura la cistitis intersticial?

En nuestro blog ya hemos recomendado algunos remedios naturales para la cistitis, pero queremos hacer hincapié en la importancia de un estilo de vida saludable para que tus pacientes no la sufran con frecuencia.

Mejorar los hábitos alimenticios, evitar los excesos de alcohol o tabaco y reducir el estrés son propuestas fundamentales que debes recomendar desde tu farmacia. Como siempre, el ejercicio físico moderado también es una excelente forma de combatir esta y muchas otras enfermedades.

Existen, además, sesiones de fisioterapia y entrenamiento de la vejiga que pueden fortalecer los músculos del suelo pélvico y de la propia vejiga. De esta forma, se consigue retener más orina y reducir la necesidad de ir al baño constantemente.

 

¿Qué no comer cuando tienes cistitis intersticial?

Como hemos apuntado antes, una de las formas de mejorar la vida de un paciente con cistitis intersticial es a través de una alimentación equilibrada. Algunos de los alimentos que se deben evitar para aliviar la cistitis son:

  • Café.
  • Bebidas gaseosas.
  • Alcohol.
  • Tomate.
  • Alimentos picantes y con mucho condimento.
  • Chocolate.
  • Cafeína.
  • Bebidas y zumos cítricos.
  • Alimentos con glutamato de monosodio (MSG).
  • Alimentos muy ácidos.

 

Cystop, la mejor manera de frenar la cistitis

Entre los diferentes consejos que puedes dar para reducir los problemas generados por la cistitis, te recomendamos todos los productos de la gama Cystop. Se trata de un complemento natural que no solo trabaja como alivio y remedio de los casos de cistitis intersticial, sino que también sirve como prevención.

Este complemento se presenta en tres formatos, preparados para actuar de forma concreta en cada situación.

  • Cystop 135 mg reduce los episodios de cistitis al evitar que la bacteria E. coli se adhiere a las paredes del tracto urinario.
  • Cystop Intensif ayuda, además, a calmar los síntomas más agudos, gracias a su contenido en salvia.
  • Cystop Probiotic consigue una formulación con probióticos Megaflora 9 Evo, responsable de mantener una flora bacteriana saludable.

Desde laboratorios Deiters, hemos desarrollado esta solución para aliviar la cistitis intersticial que puede ayudar a tus pacientes a mejorar su calidad de vida y bienestar, gracias a la acción del arándano rojo. Ponte en contacto con nosotros si necesitas más información sobre este producto.

Los tres puntos clave que hay que recordar:

  • La cistitis intersticial es una afección que puede alargarse en el tiempo.
  • Recomienda a tus pacientes algunas mejoras en sus hábitos de vida para prevenirla.
  • Cystop es un complemento natural que aprovecha los beneficios del arándano rojo.

 

Nueva llamada a la acción

Otros artículos de interés

El mareo no tiene por qué ser un compañero de viaje

El mareo no tiene por qué ser un compañero de viaje

Coger unos días de vacaciones es un acontecimiento agradable, pero se puede convertir en una pesadilla cuando tienes mareos. Muchas personas sufren nada más pensar tener que viajar en coche o barco y algunas pueden hasta evitar hacer ese viaje con tal de no pasar por ese mal trance. ¿Por qué tenemos mareos cuando viajamos?

Leer más »
Cistitis recurrente, la importancia de cuidar nuestra salud íntima

Cistitis recurrente, la importancia de cuidar nuestra salud íntima

La cistitis es una inflamación de la vejiga causada por una infección bacteriana. Como ya comentamos en el artículo «Infección de orina ¿por qué ocurre y cómo prevenirla?» existen diferentes tipos de cistitis que pueden ser causadas por irritantes químicos, lesiones o condiciones no infecciosas. Se ha de tener en cuenta que la causa más

Leer más »
Scroll al inicio