Consejos para una alimentación sana y equilibrada para iniciar el Año Nuevo

,
Consejos-alimentacion-saludable

Querer llevar una alimentación sana y equilibrada, especialmente después de las fiestas, se convierte en un objetivo común entre muchas personas, ya que estas fechas suelen ser una época de excesos. Empezar el nuevo año con una dieta renovada que cuente con los complementos alimenticios adecuados para volver a la rutina es necesario para recuperar los hábitos previos a la Navidad.

En el siguiente artículo queremos darte algunos consejos para que ayudes a tus pacientes a cuidar de su salud y bienestar siguiendo una alimentación más saludable después de los excesos navideños. Recuerda que no existen las «dietas milagro» ni las fórmulas mágicas, sino que solo una dieta variada y los productos frescos harán que tus pacientes se sientan mejor.

 

 ️  Descarga ahora: Guía Gratuita Adáptate a la Nueva Regulación sobre la Monacolina K en farmacia. 

Cómo recuperar una alimentación sana y equilibrada tras las fiestas

Seguramente, una de las primeras ideas que aparezca sobre la mesa sean esas dietas de choque o depurativas para eliminar rápidamente lo ingerido días atrás. El problema de estas dietas es que pueden desequilibrar todavía más al organismo. La mejor opción, en este caso, es seguir unas pautas sencillas para retomar los buenos hábitos.

  • Reducir las grasas y los dulces

Las fiestas navideñas son un momento ideal para comer turrones, polvorones, roscón de reyes… Un sinfín de productos con un gran contenido en grasas y azúcares, los cuales se deben evitar a partir de ahora. Su consumo debería ser, únicamente, ocasional, permitiendo que el cuerpo vaya reduciendo su impacto poco a poco para conseguir unos hábitos y un peso saludable.

  • Cocinar a la plancha, al horno o al vapor

Una alimentación sana y equilibrada pasa por una forma de cocinar sin cantidades excesivas de aceite. Recomienda a tus pacientes utilizar simplemente un poco de aceite de oliva de alta calidad para cocinar y aprovechar otros métodos de cocción para crear sus platos. ¡Puede que incluso descubran nuevas técnicas y recetas que se conviertan en sus favoritas!

  • Comer cinco raciones de frutas y verduras al día

Las verduras deben predominar en toda dieta, ya que tienen mucha fibra, son saciantes y bajas en calorías. Además, sus vitaminas y minerales hacen que sean imprescindibles en cada comida, y contribuyen a quemar la grasa localizada. Por otro lado, puedes aprovechar para proponer a tus pacientes tomar también dos o tres raciones de fruta entre horas, para digerirlas mejor y saciarse antes.

  • Aprovechar las legumbres y los frutos secos

Las legumbres son una fuente importante de proteínas, además de incluir fibra y otros elementos. Se pueden combinar con arroz, verduras o alguna carne para crear un plato exquisito. Por su parte, los frutos secos son alimentos muy energéticos que ayudarán al cuerpo a calmar el apetito. También son perfectos para comer entre horas y controlar el peso.

 

Nueva llamada a la acción

 

  • Comer hidratos de carbono integrales

Aunque pueda parecer que los carbohidratos son alimentos casi prohibidos para muchas dietas, son igualmente válidos para promover el autocuidado personal y llevar una alimentación sana y equilibrada. No deben eliminarse de los planes semanales, especialmente si se opta por hidratos de carbono integrales. Estos aportan mucha fibra, son saciantes y una fuente de energía con un bajo índice glucémico.

  • Alternar entre proteínas de origen animal y vegetal

Como hemos visto, podemos conseguir proteínas tanto de carnes y pescados como de vegetales. Para el primer caso, recomienda anteponer proteínas magras para la dieta, como puede ser la pechuga de pollo (sin piel), el pescado, el solomillo de cerdo o el conejo. La soja o el seitán son aliados perfectos, además de legumbres y frutos secos, en el caso de querer reducir el consumo de carne.

 

Consejos-para-una-alimentacion-saludable

  • Mantenerse hidratado

El agua siempre debe ser la primera opción para acompañar las comidas. Recuerda a tus pacientes beber de forma habitual, también entre horas, para mejorar su hidratación. Un cuerpo hidratado funciona mejor y ayudará a eliminar las toxinas del organismo. Puedes proponer también el consumo de infusiones naturales o zumos de frutas recién exprimidos.

Los tres puntos clave que hay que recordar:

  • Una dieta variada es la manera ideal de conseguir todos los nutrientes y tener un mejor hábito alimenticio.
  • Elementos como las carnes magras o las legumbres aportarán las proteínas necesarias para el día a día.
  • Una alimentación sana y equilibrada compuesta por los hidratos de carbono integrales, pero sin olvidar las frutas y verduras diarias ni la hidratación.

En Deiters siempre trabajamos para ofrecer las mejores recomendaciones tanto a nuestros clientes como a los tuyos. Aprovecha el cambio de año para promover una alimentación sana y equilibrada basada en los beneficios de la fitoterapia, ayudando a muchas personas a mejorar su estilo de vida.

Nueva llamada a la acción