gestión del visual merchandising

El visual merchandising en farmacia, es una parte muy importante de su estrategia de ventas, y más aún cuando se quieren comercializar complementos alimenticios o productos de origen natural. Por ello, debe analizarse detenidamente y no dejar nada al azar.

Para cumplir con este objetivo, se han desarrollado una serie de técnicas que te ayudarán a mejorar la imagen y el servicio que ofreces a tus clientes. ¿Quieres conocerlas? ¡Sigue leyendo!

Las técnicas más eficaces de visual merchandising para farmacias 

De cara a diseñar y planificar el espacio, así como la distribución de tu oficina de farmacia, hay determinados aspectos que son capaces de marcar la diferencia. 

> > Descarga ahora nuestra Guía sobre la categoría de Complementos Alimenticios en farmacia< <

Por supuesto, que conozcas y domines las técnicas de venta más eficaces es también fundamental para el éxito de tu farmacia. Pero no hay que dejar atrás la capacidad del visual merchandising para influir en las decisiones de tus pacientes.

¿Cómo aplicar el visual merchandising en las farmacias para conseguir aumentar las ventas? Trabajando, sobre todo, en los siguientes aspectos:

1. La iluminación, clave del visual merchandising en farmacias

No solo se trata de que el cliente se sienta a gusto en el interior de tu farmacia. La iluminación también es determinante para conseguir llamar la atención sobre aquellas zonas o productos que quieras destacar. 

Mediante el diseño de la iluminación, uno de los elementos más importantes del visual merchandising para farmacias, puedes guiar a tus pacientes para que recorran el camino que tú decidas, según la época del año o incluso dependiendo del stock que quieras liberar. Para que el interior de tu farmacia deje de ser homogéneo, aquí te dejamos algunas técnicas muy útiles:

  • Preferencia por la luz natural. Explota al máximo la luz natural, pues transmite siempre mejores sensaciones que la artificial. En caso de que la cantidad de luz natural en la farmacia sea mucha, recuerda reducir la intensidad de los focos de luz artificial. De lo contrario, generarás puntos de oscuridad y perderás muchas oportunidades.
  • No descartes la iluminación especial. Una forma muy sutil de llamar la atención sobre los artículos a los que quieres dar más salida es a través de la iluminación especial. Contrastes de color, luz focalizada o separación de ambientes son solo algunos ejemplos.
  • No a los excesos. A lo anterior hemos de añadir un matiz y es que no debes pasarte a la hora de aplicar estas técnicas de visual merchandising para farmacias. Si destacas muchos productos u ofertas a la vez, lo que conseguirás es todo lo contrario, es decir, que nada destaque.
  • Crea un espacio cambiante. Del mismo modo, si pasan los días y quienes entran en tu farmacia no perciben ningún cambio, cualquier acción dejará de tener efecto. Para evitarlo, renueva periódicamente la iluminación de la oficina.

Visual merchandising en farmacia

2. La organización visual

Nos referimos aquí a la combinación de tamaños, colores y ubicaciones. Jugando con estos factores, y con la ayuda de todo tipo de material de visibilidad, tienes la capacidad de influir en lo que tus clientes perciben al entrar y pasear por el interior de tu farmacia.

Hay mucho que reseñar en este apartado, por eso hemos recopilado para ti los siguientes puntos clave:

  • El tamaño. Lo más grande es lo que más llama la atención, por eso es buena idea usar tótems o colocar los artículos a destacar en forma de torre, por ejemplo.
  • El color. Los colores cálidos son los que más nos atraen, así que recurre a ellos cuando los necesites.
  • La ubicación. Aquello que coloques a la altura de los ojos o de las manos se venderá mucho mejor.

Estas técnicas pueden ser muy útiles para impulsar la venta de los complementos alimenticios de tu farmacia. Estos productos te ayudarán también a aumentar tus beneficios y promover el autocuidado de tus clientes. Además de estos productos, puedes usar tus productos estrella o de temporada para organizar espacios interiores: cremas solares en formas de torre, espacios con tótems colgantes para hablar de belleza y el cuidado facial, apartados de colores para hablar de salud sexual a los jóvenes, etc.

pasillo con visual merchandising

3. La distribución: zonas calientes

Todas las oficinas de farmacia cuentan con algunas zonas calientes. Son aquellas zonas en las que, por sus características, los clientes se fijan más. Es imperativo que las detectes para poder aprovecharlas, colocando en ellas los productos que en cada momento te interese destacar. 

Para que te hagas una idea, estas suelen ser las zonas calientes más comunes en todas las farmacias:

  • El mostrador.
  • El camino más corto hacia el mostrador.
  • Escaparates, expositores u otras estructuras para ganar visibilidad.

La cartelería y la señalización son básicas en el visual merchandising de las farmacias, pero no son lo único que tienes a tu alcance. 

Organizar y distribuir una farmacia de forma apetecible y ordenada, es una de las funciones del servicio farmacéutico en la actualidad. Desde Deiters te animamos a llevarla a cabo siguiendo estos consejos y relacionado técnicas de venta con claves esenciales del Visual Merchandising.

 

Nueva llamada a la acción