farmacia ecologica

Tener una farmacia ecológica y sostenible requiere algún que otro esfuerzo, pues es necesario implementar varios cambios. Puede que, a priori, te parezca un objetivo muy complicado de conseguir, pero te aseguramos que no es tan difícil. Igual que a la hora de comenzar a comercializar complementos alimenticios, tan solo se trata de dar pequeños pasos que, uno a uno, irán marcando la diferencia.

¡A continuación te detallamos todos los pasos a seguir para tener una verdadera farmacia ecológica!

> > Descarga ahora nuestra Guía sobre la categoría de Complementos Alimenticios en farmacia< <

Medidas energéticas para una farmacia ecológica

Comenzar por aconsejarte que reduzcas al máximo el consumo energético nos parece buena idea para ayudarte a conseguir que la tuya sea una farmacia ecológica

En este sentido, hay una serie de hábitos muy sencillos que van a hacer que tú y tu equipo realicéis una gestión de calidad del negocio y, al mismo tiempo, contribuyáis a reducir la huella medioambiental. Aquí tienes algunos de los más importantes:

Apuesta por la iluminación LED

Al contrario de lo que ocurre con las incandescentes o halógenas, con las luces led vas a consumir menos. Y, en consecuencia, también vas a lograr gastar menos en tu factura de la luz.

Optimiza el uso de los equipos electrónicos

Los puedes poner en suspensión cuando no los utilices y bajar el brillo hasta el mínimo viable. Además, si quieres tener una televisión en la farmacia, elígela con la etiqueta energética A

Otra práctica eficiente es enchufar varios dispositivos a un aparato de conexión múltiple, para apagarlo al cerrar la farmacia y, así, evitar que se queden en modo stand by, que continúa consumiendo energía.

Moderniza la instalación eléctrica

Un requisito fundamental de cualquier farmacia ecológica es que cuente con una instalación moderna. Aparte de por el factor ambiental, también para contar con una mayor seguridad.

Evita utilizar aparatos de climatización o ventiladores

Estos dispositivos consumen muchísimo y su efecto se puede asemejar al que se consigue con una adecuada ventilación natural en la farmacia

Intenta recurrir a los ventiladores o al aire acondicionado solo cuando la temperatura de tu farmacia no se encuentre dentro de los umbrales recomendados. Es decir, si hay menos de 19 grados en invierno o más de 26 en verano. De esta manera también conseguirás que tus pacientes se sientan más a gusto y, consecuentemente, realizar una atención más eficiente. 

 

Un consumo responsable, la base de cualquier farmacia ecológica

Es imposible concebir una farmacia ecológica y sostenible sin hablar de otra de las medidas que más influencia tienen: el consumo responsable. Consiste en ser más conscientes de los recursos que utilizamos y en modificar ciertos hábitos para que el desperdicio de recursos sea menor. 

Aquí te damos tres pautas, pero ten en cuenta que hay muchas más:

Reduce al máximo el número de pedidos o economiza viajes

Revisa varias veces todos tus pedidos, para estar seguro de que no olvidas nada. Evitar desplazamientos innecesarios uniendo los pedidos en rutas que pasen por varios lugares a la vez.. 

Opta por productos respetuosos con el medio ambiente

Actualmente existen varios productos de higiene y cuidado personal que favorecen el medio ambiente: pastillas de jabón sólidas, cepillos de dientes de bambú, desodorantes sin níquel, envases de arroz y no de plástico.

Cuando veas una marca que cuida el packaging, y que tiene este tipo de productos en su repertorio, apuesta por ella. Puede ser una gran forma de cambiar las cosas con un pequeño grano de arena. 

farmacia ecologica

Cuenta con mobiliario sostenible

Elige muebles fabricados con materiales reciclados, que provengan directamente de la naturaleza (como la madera) y que no contengan sustancias tóxicas que dañen el medioambiente. Este consejo es aplicable, asimismo, a la PLV (Publicidad en el Lugar de Venta).

Usa el agua de manera responsable

No todo el mundo sabe cómo llevar a cabo un uso responsable del agua, así que vamos a darte algunos consejos para que los apliques cuanto antes en tu farmacia ecológica:

    • Utiliza la bomba de calor para calentar agua.
    • Limpia en seco siempre que sea posible.
    • Usa grifos monomando en tu farmacia.
    • Si no lo tiene, instala un sistema de doble descarga en el váter.
    • Si sufres una avería, repárala cuanto antes para minimizar la pérdida de agua.

Nueva llamada a la acción

Otras medidas relacionadas con los residuos

Recuerda la regla de las tres erres: reducir, reciclar y reutilizar. Aplícala en tu farmacia, y pon atención para separar correctamente los residuos. En este sentido, es importante también la adecuada utilización del punto SIGRE de la farmacia y la correcta manipulación de los residuos peligrosos.

Por último, desde Deiters te aconsejamos que ofrezcas a tus pacientes bolsas reutilizables. Así, estarás contribuyendo a reducir en buena medida el número de bolsas que acaban en la basura. Y es que no nos cabe ninguna duda de que, con el objetivo de hacer que la tuya sea una farmacia ecológica, vas a tardar muy poco en implementar estos consejos, ¿verdad?