plantas medicinales

Las plantas medicinales, ingredientes principales de la mayoría de complementos alimenticios, se emplean desde hace cientos de años en prácticamente todas las culturas para tratar dolencias leves y mejorar la salud

Incluso la Organización  Mundial de la Salud (OMS) recomienda su uso y fomenta su inclusión en los sistemas sanitarios de sus países miembros. 

> > Descarga ahora nuestra Guía sobre la categoría de Complementos Alimenticios en farmacia< <

Las 10 plantas medicinales más efectivas y para qué sirven

El consumo de plantas medicinales y productos de origen natural como tratamiento alternativo ha experimentado un incremento muy importante en los últimos años, utilizándose con fines preventivos, curativos e incluso en combinación con otros fármacos para potenciar su efectividad.

Es primordial que las farmacias y los farmacéuticos estén muy al día sobre las novedades, posibilidades y posibles contraindicaciones de los productos de origen natural.

Solo de esta forma, podrán llevar a cabo con garantías su nuevo rol como centros integrales de salud, potenciar el bienestar de sus pacientes y ofrecerles el asesoramiento adecuado para que puedan practicar el autocuidado, un aspecto clave en la sostenibilidad y eficiencia del sistema sanitario. 

A continuación destacamos las principales plantas medicinales y para qué sirven. ¡Sigue leyendo!

1. Ortosifón, el complemento ideal para las dietas

El Ortosifón o té de java es una planta medicinal rica en Flavonoides, sales de potasio, aceites esenciales, terpenos, inositol, fitosteroles, ácido cafeico y derivados. 

Su uso principal es como drenante, por lo que está especialmente indicado para combatir la retención de líquidos. Esta propiedad hace que se utilice mucho en combinación con dietas adelgazantes para optimizar los resultados. 

Otros de sus beneficios son:

  • Aumento de la diuresis.
  • Terapéutica de lavado.
  • Tratamiento de enfermedades de naturaleza bacteriana e inflamatorio de las vías urinarias excretoras.
  • Para eliminar arenilla en los riñones.
  • Control de la presión arterial. 
  • Regulación del colesterol.

ortosifón para dietas

2. Valeriana, el gran aliado contra el estrés

Valeriana officinalis L. es una planta medicinal perteneciente a la familia de las Valerianaceae. Se utilizan los órganos subterráneos (rizomas, raíces y estolones) para el tratamiento de estados neurotónicos, especialmente en casos de ansiedad y trastornos del sueño.

Sin duda su propiedad más famosa es su capacidad para relajarnos, aliviar el estrés, disminuir la ansiedad y ayudarnos a conciliar el sueño. Otros de sus beneficios son:

  • Reducir temblores leves.
  • Aliviar el dolor de cabeza.
  • Mejorar los dolores de la menstruación.

planta medicinal valeriana

3. Alcachofera, un remedio clásico para proteger y cuidar el hígado

La alcachofera (Cynara scolymus) lleva mucho tiempo utilizándose para prevenir las enfermedades del hígado y proporcionarle protección adicional, aprovechando la capacidad de esta planta para estimular la secreción de bilis por ser un ácido muy potente.

La alcachofera contiene cinarina fitoesteroles, inulina, mucílagos, vitaminas del complejo B y minerales como el magnesio, hierro o potasio.

Por sus propiedades depurativas, ayuda a eliminar toxinas y a reducir los lípidos en sangre, contribuye al metabolismo energético normal y a reducir la fatiga. Es por ello que se emplea en productos naturales de control de peso saludable.

planta medicinal alcachofera

4. Lavanda, garantía de dulces sueños

La lavanda pertenece a la familia de las lamiáceas y, aunque destaca, por repeler los mosquitos con gran eficacia, sus usos prioritarios están relacionados con los problemas para dormir o para reducir el estrés. Este sería el compendio de sus principales beneficios:

  • Mejora la calidad del sueño.
  • Ayuda a afrontar situaciones de estrés.
  • Favorece la circulación sanguínea.
  • Ayuda a cicatrizar mejor las heridas.

planta medicinal lavanda

5. Ginkgo, el compañero de los estudiantes

Por otro lado, el Ginkgo biloba es una planta de la familia Ginkgoaceas que posee diversos principios activos con actividad biológica y farmacológica. Su composición es la siguiente: 24% de flavonoides, 6% de terpenoides, 5-10% de ácidos orgánicos y menos de un 5% de polímeros con base flavonoide. 

El Ginkgo o Ginkgo biloba es una de las plantas medicinales más antiguas de Asia, usada profusamente desde muy antiguo por:

  • Sus excelentes propiedades antioxidantes, por lo que retrasa el envejecimiento.
  • Su capacidad para mejorar la concentración.
  • Su eficacia para potenciar la memoria.

En la actualidad, los usos del Ginkgo se han ampliado, usándose como estabilizador de la membrana neuronal en pacientes que han sufrido algún accidente cerebrovascular, para  el tratamiento del Alzheimer y para personas con problemas de psicomotricidad.

Nueva llamada a la acción

6. Tomillo, el mayor alivio para los dolores de garganta 

El tomillo o Thymus es una planta muy bien valorada por su acción antiespasmódica, expectorante y antiséptica

Puede encontrarse en diversos formatos: fármaco, extracto fluido, aceite esencial o como infusión (solo o combinado) para el   tratamiento de afecciones respiratorias y digestivas o para lavados antisépticos tópicos (cutáneos, bucales, vaginales, etc.). 

Pero además es un remedio natural muy interesante para aliviar los problemas de garganta más comunes, tales como dolores, molestias o afonías.  

Además, es un alimento con un gran valor nutricional, ya que tiene un alto contenido en vitamina C, cobre, hierro y magnesio.

planta medicinal tomillo

7. Diente de león, una barrera natural contra los trastornos digestivos

El diente de león o Taraxacum officinale se utiliza desde hace muchos años para prevenir diversos trastornos digestivos: mala digestión, acidez, dolor abdominal, gases, etc. Además, esta planta tiene una gran cantidad de vitamina B, lo que ayuda a reconstruir la flora intestinal y reducir los dolores articulares.

La fitoterapia occidental le atribuye también efectos positivos coleréticos y diuréticos, así como de estimulación del apetito

diente de león

8. Estevia, una ayuda para controlar la diabetes y perder peso 

La Estevia o stevia es una planta nativa del Paraguay que se puede utilizar como sustituto del azúcar, por lo que es de gran utilidad para las personas que no la pueden tomar en exceso, como aquellas que están a dieta o aquellas que sufren diabetes.

tallo de stevia

9. Cola de caballo, ideal para depurar el organismo

La cola de caballo o equisetum arvense es una especie de arbusto perteneciente a la familia de las equisetáceas. 

Sus orígenes se remontan al Paleozoico y su nombre viene dado por su aspecto, que recuerda a una crin de caballo, al disponer de un tallo rizomatoso, del que brotan tallos estériles y tallos fértiles. 

Por sus principios activos se ha usado tradicionalmente en forma de infusión para aumentar la diuresis, como coadyuvante en el tratamiento de sobrepeso

Sus funciones principales son:

  • Diurética y depurativa.
  • Acción antiinflamatoria.
  • Drenante.
  • Remineralizante.
  • Ayuda al cuidado de la piel.

cola de caballo planta medicinal

10. Herniaria, la enemiga de las piedras en los riñones

La herniaria, de la familia de las Cariofilaceas, es una planta con flores cuyo nombre viene dado por su uso original para el tratamiento de las hernias. 

Actualmente, su uso más extendido es para tratar problemas del sistema urinario, actuando en la reducción y disolución de los cálculos renales y ayudando a prevenir que se formen de nuevo.

También se usa para tratamientos dermatológicos, problemas respiratorios e inflamaciones.

herniaria planta medicinal

La importancia de promocionar el autocuidado desde la farmacia

Las farmacias y, obviamente, los profesionales que trabajan en ellas, tienen la gran oportunidad de divulgar y potenciar el autocuidado

De esta forma pueden ayudar a reducir la incidencia de ciertas patologías, fomentar hábitos saludables y promover el uso de productos naturales, como las plantas medicinales.

El autocuidado es la capacidad que tienen las personas para realizar, de una forma individual, consciente, voluntaria y sistemática, actividades y hábitos de vida enfocados a conservar y mejorar la salud

Esto se hace mediante la consumición de productos naturales, que permiten prevenir enfermedades o adoptar estilos de vida que frenen o minimicen su evolución.

El fomento del autocuidado supone grandes beneficios tanto para los usuarios como para el sistema sanitario en su conjunto, que de esta forma no se ve saturado por pacientes con problemas de salud que podrían prevenirse o solucionarse con hábitos de vida más sanos y/o el uso de productos o remedios naturales.

En la actualidad, los pacientes tienen acceso a multitud de fuentes de información a través de internet. Esto aporta ventajas pero también riesgos, puesto que la gran parte de la información accesible en la red es incompleta, no está contrastada, no es rigurosa o está descontextualizada. En este contexto, el farmacéutico asume un rol clave para asesorar al paciente con información rigurosa y personalizada.

Nueva llamada a la acción