Entradas

Salud e higiene auditiva

Higiene y protección auditiva: una prioridad para mantener protegida la salud de nuestros oídos.

Durante nuestra vida estarán expuestos a múltiples peligros como ruidos excesivos, música a todo volumen, trabajo en entornos muy ruidosos, baños en playas y piscinas, etc. Todo este tipo de situaciones nos pueden provocar daños o infecciones y por ello debemos protegernos.

Para ello existen una gran variedad de productos para proteger los oídos de todos estos factores externos que pueden dañarlos y que en algunos casos pueden convertirse en afecciones bastante graves.

Hay que tener en cuenta, que como ocurre con otras partes del cuerpo, siempre hay personas que son más propensas a padecer ciertos tipos de problemas en sus oídos y son los más vulnerables ante estos problemas. Por ello deberán vigilar y controlar la salud de su pabellón auditivo para evitar posibles infecciones y anticiparse a los peligros.

 

Para ayudar a cuidar los oídos podemos distinguir tres grandes grupos según los factores o prácticas de riesgo que tengamos: 

Productos para proteger los oídos en el agua:

Existen diferentes tipos de protecciones como tapones o bandas de neopreno. Quies te ofrece productos de calidad para que los baños terminen de manera agradable y no con un dolor insoportable.

  • Los tapones de natación protegerán tus oídos al 100%, tu canal auditivo quedará completamente libre de agua. Perfectos para personas con problemas de infección recurrentes.
  • Por otro lado, las bandas de neopreno protegerán nuestros oídos en los baños sin necesidad de introducir nada en nuestro pabellón auditivo. Además se pueden utilizar para protegernos del  frío, por ejemplo practicando deporte al aire libre en invierno.

Estos baños y situaciones siempre son una prueba para nuestros oídos, sobre todo para las personas más propensas a contraer estas infecciones habitualmente. Por ello las personas que más suelen tener problemas de otitis, dolores y otro tipo de problemas auditivos deben tener esto en cuenta y protegerse.

Conseguirás evitar los intensos dolores que provocan la otitis y otras infecciones graves provocadas por el agua y el frío.

 

Productos para la higiene auditiva:

Durante años la costumbre más extendida ha sido la de utilizar los bastoncillos para limpiar nuestros oídos, lejos del uso para el que fueron creados. Pero desde hace unos años y gracias a la aparición de productos específicos para la limpieza de los oídos el uso de bastoncillos para los oídos se va reduciendo. 

Este tipo de prácticas están totalmente desaconsejadas ya que pueden introducir más en profundidad el cerumen y demás restos que se acumulan en nuestro canal auditivo. Al introducir este tipo de restos podemos provocar infecciones y problemas en los oídos por lo que buscar la alternativa sin riesgo cada vez es más fácil gracias a la gran cantidad de sprays limpiadores presentes ya en el mercado.

Los limpiadores en spray, que limpian nuestros oídos y expulsan toda la suciedad y el exceso de cerumen son la solución a este problema. Aún así no es recomendable usarlo con demasiada frecuencia ya que tenemos que conservar parte del cerumen que sirve para proteger nuestros oídos frente a las infecciones.

Productos para protegerte del ruido y facilitar la concentración:

Por último nos encontramos con los más utilizados en la vida diaria. Existen tapones de múltiples tipos como la cera, silicona, de espuma o anti presión para evitar los problemas del cambio de presión en los vuelos.

Estos tapones nos harán el día a día más fácil. Para estudiar, conciliar el sueño o evitar presión excesiva, estos tapones nos ayudan de diferentes maneras para conseguir un mayor bienestar. 

El tipo de tapón elegido depende de los gustos del usuario pero cada uno tiene unas características propias que distinguen a unos de otros. 

  • Tapones de silicona: son los más adecuados para los baños en piscinas y playas y tienen una atenuación de los ruidos en torno a 25 decibelios.
  • Los tapones de cera se adaptan perfectamente al canal auditivo, son más naturales y son ideales para usos de larga duración. 
  • Tapones de espuma de poliuretano: son los indicados si quieres una protección total y cómoda. Son muy ligeros y gracias al material con el que están fabricados consigue atenuar hasta 35 decibelios, perfectos para quien necesite total tranquilidad. Ideales para todo tipo de situaciones excepto en el agua.
  • Existen otro tipo de tapones para evitar problemas en los vuelos. Son los tapones anti presión y evitarán que sintamos dolor ante los cambios de presión experimentados durante el vuelo.

Es evidente que la salud de nuestros oídos será una de las partes importantes en el cuidado de nuestro cuerpo ya que un mal cuidado y los problemas de oído pueden afectar de manera importante a nuestra vida diaria, a nuestro descanso y a nuestra salud. 

Es necesario por tanto protegerse para conseguir descansar de manera óptima, proteger los oídos en los baños para evitar infecciones y cubrir los oídos en trabajos ruidosos para evitar daños irreversibles que nos hagan perder audición a medio/largo plazo. 

En Deiters tendrás todas las soluciones de Quies para proteger tus oídos de manera eficaz frente a las amenazas externas.

Limpia tus oídos, mujer con bastoncillo

¿Cuál es la forma de limpiar los oídos adecuadamente?

Existe cierta confusión respecto a cuál es la mejor forma de limpiar los oídos. Toma nota de los siguientes consejos para una buena higiene del oído:

  • Efectuar una higiene adecuada del oído es imprescindible para eliminar el exceso de cerumen, los residuos cutáneos y las impurezas que están presentes en el conducto auditivo. De no hacerlo así, puede verse afectada tu audición.
  • La higiene debe ser precisa y a la vez suave,  para evitar lesiones en el tímpano, irritaciones cutáneas y otitis externas.
  • Si utilizas bastoncillos, no los introduzcas profundamente dentro del conducto auditivo. De esta manera evitarás que la cera quede aplastada en el fondo  del conducto auditivo y que se forme un tapón. Utilízalos sólo para limpiar la entrada del conducto auditivo y el pabellón de la oreja.
  • Para ablandar y disolver los tapones que se te hayan formado es recomendable utilizar un spray cerumenolítico.
  • Se aconseja utilizar de 2 a 3 veces por semana un spray limpiador con el fin de diluir la combinación de cerumen/piel descamada que se forma, y facilitar su evacuación. De esta manera mantendrás tus oídos siempre limpios y evitarás la incómoda formación de tapones.