problema urinario dolor

El aparato urinario trabaja con el resto del cuerpo para mantener en equilibrio las sustancias químicas y el agua en el cuerpo. Sin embargo, muy a menudo las personas sufren de infecciones o problemas urinarios, como por ejemplo los cálculos renales

Algunos de estos son hereditarios, otras veces dependen de los hábitos alimentarios y el estilo de vida del paciente. Una solución eficaz para combatirlos son los complementos alimentarios. Pero algo esencial antes de recomendar una solución es saber de qué cálculo se trata, cuáles son los síntomas y sus causas. ¡Te lo contamos a continuación!

> > Descarga ahora nuestra Guía sobre la categoría de Complementos Alimenticios en farmacia< <

Cálculos renales: qué son y cuáles son sus síntomas

Se denominan cálculos renales a unas masas pequeñas y sólidas que se forman en el tracto urinario de algunas personas. 

Si tienen forma de arenilla o son muy pequeñas, estas concentraciones pasan sin problemas por el tracto urinario y son eliminadas mezcladas con la orina. 

En estos casos no provocan ningún dolor o es muy leve. El problema se produce cuando los cálculos renales se agrandan, produciendo síntomas: dolor agudo,  bloqueo del flujo de la orina, presencia de sangre, etc.

Tipos de cálculos renales

Las distintas sustancias presentes en la orina pueden generar diferentes tipos de cálculos renales. En general se distinguen cuatro tipos:

  1. Cálculos de calcio: Se desarrollan cuando el calcio en la orina se combina con otras sustancias y forma cristales. Son los más comunes.
  2. Cálculos de cistina: Se forman cuando en la orina se concentra un exceso de aminoácido llamado cistina. Es muy poco común.
  3. Cálculos de ácido úrico: Exceso de ácido úrico en la orina. Este puede cristalizarse por sí solo o combinarse con calcio para formar los cálculos.
  4. Cálculos de estruvita: Están formados de un mineral llamado estruvita, que consta de amonio, magnesio y fosfato. Casi siempre se deben a una infección en los riñones o en el tracto urinario. 

dolor de riñones por calculos renales

Causas y factores de riesgo

  • Deshidratación. No tomar suficiente agua puede provocar que la orina se concentre y aumenten las probabilidades de formación de cristales.
  • Hábitos alimentarios y de estilo de vida inadecuados. Las bebidas azucaradas y con cafeína, una alimentación rica en sodio o un exceso de peso pueden aumentar las probabilidades de que se formen cálculos de calcio. El sedentarismo también es un factor de riesgo para la formación de piedras en el riñón.
  • Defectos en el tracto urinario. Una malformación puede llegar a obstruir el flujo de la orina y crear un área pequeña de acumulación, que a la larga forma piedras.
  • Algunos medicamentos. Ciertos medicamentos aumentan el riesgo de sufrir cálculos renales si se administran en grandes dosis.
  • Trastornos metabólicos y causas genéticas. Los problemas metabólicos y la predisposición genética pueden ser factores desencadenantes de problemas renales, entre ellos la formación de cálculos.

taza de café desayuno

¿Cómo detectar los cálculos renales? Principales síntomas:

Un profesional de una farmacia, un facultativo u otro tipo de personal sanitario debería poder detectar o sospechar de un cálculo renal si su paciente le explica los siguientes síntomas:

1. Dolor en la zona del riñón

El tipo de dolor suele ser muy fuerte  punzante y abrupto, sobre todo si la piedra es grande. Por lo general, comienza en un costado o en la espalda

Es frecuente que el dolor se irradie a la parte inferior del abdomen y la ingle, a medida que los cálculos se desplazan en el tracto urinario. Por lo general, se trata de un dolor intermitente, es decir, aparece y desaparece.

2. Dolor y molestias al orinar

Este es otro de los problemas que verbalizan con más frecuencia las personas con cálculos renales.

3. Sangre en la orina

Puede detectarse a simple vista, la orina se torna rojiza o marrón, o mediante un análisis. También se le conoce como hematuria.

Nueva llamada a la acción

 

4. Necesidad urgente o ganas frecuentes de orinar

Es un síntoma común a esta y otras muchas enfermedades.

5. Náuseas y vómitos

Es menos frecuente, pero algunos pacientes pueden experimentar también estos problemas digestivos. 

6. Fiebre y escalofríos

Se da en aquellos pacientes en los que la piedra es tan grande que llega a obstruir el tracto urinario. 

termometro para fiebre

7. Obstrucciones o inflamación del riñón

En algunos casos, un cálculo muy grande puede causar obstrucciones llamadas hidronefrosis, o bien inflamación de uno de los riñones por acumulación de la orina. 

Esta afección suele causar dolor en el flanco o costado del abdomen o en la espalda. Si no se trata, a largo plazo puede causar daños de gravedad en el riñón.

Los cálculos renales pueden prevenirse y aliviarse con complementos alimenticios y productos naturales. En Deiters te ofrecemos los mejores productos naturales del mercado, para tratar con eficacia este problema de salud tan frecuente: se calcula que los cálculos renales llegan a afectar aproximadamente al 12% de la población en alguna etapa de su vida.

Uno de nuestros productos más efectivos para los cálculos renales es Herbensurina®, una fórmula muy completa y totalmente natural, compuesta de herniaria, cola de caballo y otras plantas de acción diurética.  

Herbensurina se presenta en 3 formatos distintos:

Herbensurina Infusion

Mezcla de plantas en filtro. 100% natural. La infusión ayuda a asegurar un aporte diario de agua, facilita la eliminación de líquido y actúa como depurativo renal.

Composición:

  • Herniaria, tradicionalmente conocida como “rompe-piedras”.
  • Cola de caballo.
  • Saúco. 
  • Grama de las boticas.

Modo de empleo: Se recomienda tomar de 2 a 4 infusiones al día.

Herbensurina comprimidos

Extracto de planas en comprimidos. 

Modo de empleo: Se recomienda tomar 1 ó 2 comprimidos/día. Cada uno de ellos debe acompañarse de 2 vasos de agua. Se recomienda también beber mucha agua durante todo el día.

Herbensurina concentrado

Preparado para diluir. Extractos de plantas presentadas en forma líquida, con agradable sabor a melocotón.

El modo de empleo es idéntico a los comprimidos.

Nueva llamada a la acción