Oídos limpios, oídos sanos
 
· ¿Te sobran unos kilos?
· ¿Cómo está tu colesterol?
· ¿Vas al baño cada día?
· ¿Retienes líquidos?
· Oídos limpios, oídos sanos
· Mejora tu sexualidad
 
 
 
 
 
 
El oído es un órgano muy frágil que tiene que tratarse con especial cuidado y limpiarse correctamente.

La cera de los oídos es una sustancia estéril que el conducto auditivo segrega para protegerse de infecciones, de partículas externas y para ayudar a mantener la limpieza y lubricación de la zona. No debe eliminarse totalmente ni dejar que se acumule, por eso, es importante una higiene correcta.

Ocurre con mucha frecuencia que la cera obstruye el conducto cuando la persona trata de limpiárselo de forma incorrecta, empujando la cera hacia la zona más profunda. Cuando esto ocurre se forman los tapones que, en el peor de los casos, pueden presionar el tímpano e incluso llegar a reducir la capacidad de audición.

Aunque no siempre se puede evitar la formación de tapones, sí es útil no introducir utensilios que puedan agredir el oído y utilizar sprays que permitan el reblandecimiento del tapón y que contribuyan a autoeliminarlo.

Para las personas que quieren proteger sus oidos del riesgo de infecciones porque sufren a menudo otitis, es recomendable el uso de tapones. En caso de tener dudas acerca de tu salud auditiva, consulta a tu otorrinolaringólogo.
              
 

Aviso Legal  |  Pólitica de Privacidad
DEITERS S.L. © 2010 Diseñado por On Site Asistencia S.L.On Site Asistencia