PROTEGE TU CORAZÓN

Si somos capaces de mantener en buen estado nuestro sistema cardiovascular, lograremos tener más calidad de vida y menos sobresaltos. “Tener el corazón contento” no es tan difícil, basta con comer equilibradamente, y controlarnos el colesterol y la tensión arterial con regularidad. Y además, cuando convenga, tomar un suplemento de Omega-3 (EPA y DHA), un tipo de nutrientes que han demostrado un efecto positivo protector del sistema cardiovascular y del corazón. Pero recuerda que cualquier Omega-3 no da lo mismo.